Todo lo que debes saber sobre la Radiofrecuencia

Seguro que has oído hablar de la radiofrecuencia facial o has leído sobre ella en alguna revista especializada en belleza y bienestar. puede que su nombre te suene demasiado futurista, pero en realidad se trata de un sencillo tratamiento facial en Barcelona.

De hecho, este tratamiento está entre los favoritos de las celebrities, es absolutamente indoloro y los resultados son visibles de inmediato. Toma nota, te mostramos todo lo que debes sabes sobre la radiofrecuencia facial. ¡Comenzamos!

 

¿En qué consiste la radiofrecuencia facial?

 

La radiofrecuencia facial consiste en la utilización de ondas electromagnéticas sobre la piel del rostro, las cuales penetran hasta las capas más profundas de la dermis y la epidermis a través de unos aplicadores.

El paciente solo notará un calor agradable que activará la producción de colágeno en la piel de forma natural, contribuyendo así a la eliminación de toxinas. Además, no hace falta ninguna preparación previa al tratamiento.

El resultado de esta técnica será una piel más tersa y firme, logrando disimular las pequeñas arrugas del cutis. Además, aportará una mayor luminosidad al rostro para combatir el aspecto de una piel cansada, notarás los resultados después de la primera sesión.

 

¿Qué zonas se pueden tratar con esta técnica?

 

Por lo general, con este procedimiento puedes tratar todo el rostro: desde la frente, pasando por las cejas y las patas de gallo, las bolsas de los ojos, los pómulos y la mandíbula, hasta llegar al lateral del cuello.

La radiofrecuencia facial presenta contraindicaciones y es una técnica indicada para personas de todas las edades, desde adolescentes hasta edades avanzadas, que quieran combatir sus imperfecciones sin pasar por el quirófano. De hecho, cuanto antes comience a utilizarse, mejor podrás prevenir la flacidez facial.

 

¿Cuántas sesiones son necesarias?

 

Cada sesión suele durar unos 30 minutos, aunque dependerá de la resistencia al calor de cada persona. Se necesitan, como mínimo, 6 sesiones seguidas, una por semana. Después, dependiendo de cada caso, puedes hacer entre 4 y 6 sesiones al año como mantenimiento.

 

¿Se puede combinar con otros tratamientos?

 

Por supuesto que podrás combinar la radiofrecuencia facial con otros tratamientos de cabina, como por ejemplo los rellenos con Hidroxiapatita Cálcica (Radiesse), que se utilizan para activar la producción de colágeno, los tratamientos de Plasma Rico en Plaquetas (PRP), y la aplicación de hilos tensores para obtener mejores resultados.

Post Anterior - Volver a blog - Siguiente post
Comentarios¿y tu, que opinas?
*El email no sera visible, al enviar aceptas las condiciones, lease aviso legal