933 239 975
Icono telefono

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre el láser y la fotodepilación?

El término “fotodepilación” abarca tanto la depilación por láser como la depilación por luz pulsada: ambos métodos depilan a través de la luz que emiten (foto=luz). La mayoría de centros que se publicitan con el término “fotodepilación”, tienen simplemente aparatos de luz pulsada, más baratos y mucho menos eficaces. ¡Pero cuidado: no dejes que te confundan! El láser alejandrita trabaja realmente con láser, capaz de actuar sobre todos los fototipos de piel y con mayores garantías. Sus características consiguen que la piel esté más tiempo depilada y que el número de sesiones disminuya considerablemente, reduciendo el precio final de un tratamiento completo. La luz pulsada, sin embargo, emite una luz mixta con diferentes longitudes de onda que se desplazan en diferentes direcciones controladas por filtros. Por tanto, proporciona menor precisión y eficacia, haciendo necesario un número mayor de sesiones para un resultado óptimo. Por eso, aumenta el coste final del tratamiento completo.

¿Por qué hay centros tan baratos?

Si comparas precios, ten en cuenta que los centros que funcionan con luz pulsada pueden ofrecer precios más bajos porque los equipos son más baratos y los tratamientos menos eficaces. Además, es importante considerar el precio final del tratamiento completo. El láser de alejandrita reduce el número de sesiones y aumenta el tiempo transcurrido entre cada sesión, por lo que resulta más cómodo y económico que la luz pulsada.

¿Por qué necesito la primera consulta gratuita?

La primera consulta es una buena opción si tienes cualquier duda y prefieres que la resolvamos personalmente. Además, en el test aplicaremos el láser en una pequeña zona de tu cuerpo para asegurarnos de cuál es la mejor potencia para tu piel. También es útil para que compruebes la eficacia del láser y conozcas cómo trabajamos antes de decidirte.

¿Qué tengo que hacer antes de las sesiones?

Deja de utilizar cualquier otro método de depilación que saque el vello de raíz, como mínimo 3 semanas antes de venir a vernos. Prepara la zona a depilar rasurándola entre 5 y 7 días antes de venir. De esta manera, se logra la medida de vello perfecta para que el láser llegue con fuerza al folículo. No broncees tu piel. No puedes tomar el sol, ni tomar rayos uva, ni utilizar autobronceadores como cremas, toallitas o maquillaje en la zona a tratar. Trae tu piel limpia, es mejor que no tenga ningún tipo de crema; si lo haces, coméntaselo a nuestro personal para que te la retiren con una toallita. Consulta tus dudas. Si crees que tenemos que saber algo acerca de tu piel, cuéntanoslo antes de comenzar el tratamiento, el día de tu primera cita, en la que te realizaremos un pequeño test.

¿Qué debo hacer después de la sesión?

Evita la exposición solar en la zona tratada. Dependiendo de cuales son tus planes, te aconsejaremos precauciones en cada caso. Hidrata la zona depilada. Algunos pacientes notan el área tratada algo seca. La hidratación de la piel es buena y favorece la recuperación del posible enrojecimiento de la piel, causado por el láser. Durante el resto del día de tu sesión, evita los ejercicios físicos excesivos, piscinas, saunas y cualquier actividad que te produzca un acaloramiento excesivo.

¿Me va a doler?

Algunos pacientes, y dependiendo de las zonas, encuentran el tratamiento algo molesto, pero la sensación desaparece rápidamente. La molestia se describe como una acumulación de calor en la zona, un pellizco o pequeños golpecitos. Disponemos de diferentes tipos de refrigeración de la piel durante el tratamiento para minimizar molestias, proteger más la epidermis y conseguir la máxima sensación de confort posible.

¿Cuántas sesiones necesito?

El número de sesiones varía según las características físicas de la persona –tipo y color de piel, tipo y color de vello, edad, género, desarreglos hormonales- y la zona a tratar. La media oscila entre 4 y 8 sesiones. En general, las mujeres necesitan menos sesiones que los hombres.

¿Con qué frecuencia debo realizar las sesiones?

Para cada zona corporal, las sesiones se deben realizar con un intervalo de unas 8 semanas, que es el tiempo que tarda el vello en volver a crecer. Para la zona facial, debido al alto nivel hormonal, el intervalo es de 4 semanas. Según aumenta el número de sesiones el vello nace en menor cantidad y más fino, y como se va debilitando, también suele tardar más semanas en volver a crecer.

¿Tiene efectos secundarios?

Inmediatamente después de la sesión de depilación láser, el área tratada puede ponerse un poco roja. Esto es una irritación normal llamada “eritema”, en Total Laser empleamos un gel de aloe vera para refrescar la zona. También puede aparecer lo que llamamos “edema perifolicular”, el aspecto exterior es como una picadura de mosquito muy pequeña –que ni pica ni duele-; esto ocurre cuando eliminamos el plasma del vaso sanguíneo y éste hace vacío. El edema puede durar unas horas pero lo normal es que desaparezca al poco rato.

¿Funciona bien el tratamiento en espalda y torso?

Tanto la espalda como el torso son zonas con un alto nivel hormonal, especialmente la parte superior de la espalda; por lo tanto, el crecimiento del vello es constante y continuo desde los 20 años hasta bien entrada la edad madura. Una vez terminado el tratamiento, si se desea tener la zona totalmente libre de vello, es muy probable que el hombre requiera una sesión de mantenimiento anual (preferiblemente antes de comenzar la temporada de verano, ya que la piel tiene un nivel menor de melanina y la potencia del láser puede ser mayor).
Consúltanos

Hemos elaborado para ti un listado de Preguntas Frecuentes, pero si tienes cualquier consulta, no dudes en contactar con nosotros.

Puedes llamar al 93.323.99.75 o escribirnos un mail mediante el siguiente formulario:

*Al enviar aceptas la política de privacidadpolítica de privacidad